MEDICINA BIOLÓGICA

En este Blog se publican artículos de interés en el área de Medicina Biológica.

Name:
Location: México, D.F., Mexico

Estudié biología en la facultad de Ciencias de la UNAM.Felizmente casado con una exquisita Mujer :-) Me dedico profesionalmente a la investigación científica y clínica en el área de la Medicina Biológica (llamada también Medicina Alternativa). Entreno grupos de personas interesadas, en disciplinas como Terapia Neural Huneke, Ozonoterapia, Terapia de Quelación Intravenosa, Autohemovacunación, Biolifting, Temas Selectos de Biología Teórica.

Saturday, December 09, 2006

¿QUÉ ES LA PROLOTERAPIA?

Terapia proliferativa (proloterapia) es un proceso mediante el cual substancias ligeramente irritantes se inyectan en los ligamentos a fin de producir una respuesta proliferativa en el sitio. El propósito básico es robustecer y/o eliminar el dolor de las estructuras ligamentarias. Con la Proloterapia, se inyectan las áreas débiles utilizando una solución proliferante que estimula directamente el crecimiento, robustece y refuerza del tejido.
Un Poco de Historia
Siendo un método médico poco conocido, pero altamente efectivo en el tratamiento de la debilidad crónica de los ligamentos y tendones conviene saber de dónde surgió.
DEFINICIÓN : Proloterapia es la rehabilitación de una estructura músculo-esquelética lesionada (como por ejemplo un tendón o ligamento), inducida por la proliferación de células fibroblásticas nuevas.
ETIMOLOGÍA:
PROLO = Proliferación.
TERAPIA = Tratamiento.
DIFERENTES NOMBRES:
Proloterapia.
Escleroterapia.
Terapia reconstructiva.
Terapia para reconstrucción ligamentaria
La abundante presencia de terminales nerviosas en los ligamentos articulares la describió por primara vez el médico francés Leriche en 1930 y posteriormentelos investigadores: Gardner en 1953; Dr. Gustav A. Hemwall 1955, 1976; 1982 Li y cols.; 1985 Maynard; 1992, 1998 Dr. Ross A. Hauser.
En 1938 el Dr. George S. Hackett demostró científicamente un método para reforzar los ligamentos mediante la inyeccíon de una solución conteniendo un agente proliferativo. La inyección producía inflamación con el resultado de un aumento del 35 al 40% de aumento del ligamento. Hackett sostuvo que hubo un 82% de curación (600 enfermos con dolor en la baja espalda) con su método. a partir de entonces ha habido diversos estudios científicos que demuestran su gran valía en el tratamiento de problemas musculo-esqueléticos. En 1987 un estudio doble ciego aleatorizado realizado por Ongley y cols. en enfermos con severos problemas de dolor crónico en columna concluye que de 40 enfermos tratados con proloterapia 35 reportan mejoría de más del 50% respecto a solo 16 del grupo control. 15 invidividuos del grupo experimental se declaran libres de discapacidad.
Los Ligamentos y Tendones
Los ligamentos consisten de un conjunto de haces de tejido fibroso que corren paralelos o cruzados en varios ángulos unos con relación a otros. Proveen estabilización de las articulaciones en todas su posiciones. El dolor en ligamentos surge cuando la tensión normal del ligamento contrae a sus fibras. El resultado es una estimulación de las fibras nerviosas sensitivas que no se contraen junto con el ligamento. En un esguínce o en un desgarramiento las fibras se separan del hueso y se produce una acumulación de sangre o linfa en el sitio lesionado. La respuesta de autocuración del cuerpo implica una reacción en cascada de agentes y células inflamatorias, (es por esto que una lesión en dicho lugar suele provocar tanto dolor). Se produce fibrina de manera continua la cual se torna posteriormente en un fuerte y permanente tejido fibroso adherido al hueso. En algunos casos también suele haber neoformación de hueso en el sitio.
Una actividad física prematura luego de un accidente así puede interferir con el proceso de autocuración provocando que este sea deficiente. En el caso del ligamento, ello se traduce en un relajamiento que debilita la fijación al hueso. Si esta situación continua, se genera una predisposición a lesionarse nuevamente, acompañada de inflamación, dolor crónico y hasta una alteración en la movilidad de la articulación afectada. El área donde los ligamentos se unen al hueso se llama “unión ósteo-fibrosa”.
¿Cómo Es Esta Reparación De Los Tejidos?
Cuando un ligamento o un tendón se lesiona, el organismo libera unas hormonas llamadas prostaglandinas fabricadas por el organismo, provocando una dilatación en los vasos sanguíneos,
incrementando así el flujo de sangre el cual transportará hacia el lugar lesionado tanto oxígeno como células especiales del sistema inmune al área dañada, estas células llamadas macrófagos, monocitos e histiocitos son células de reparación en el área lesionada y van a remover, entre otras funciones, los detritus del tejido dañado.
Un día o dos después de la lesión inicial, los fibroblastos inician la etapa de curación y el cuerpo forma nuevos vasos sanguíneos; proceso llamado angiogénesis. De las células locales y de las células inmunes de la sangre se forman los fibroblastos, los cuales son los “carpinteros” del cuerpo, los que forman nuevo tejido de colágeno; son los "ladrillos" empleados en la reparación de los ligamentos y tendones.
La fibra de colágena es la responsable de proporcionar la fuerza a los ligamentos y a los tendones. El proceso de autocuración se puede volver a evocar mediante la infiltración de substancias con acción proliferativa con lo cual se reduce o elimina dolor e inflamación y al mismo tiempo se forma un tejido fibroso permante y firme.
Proloterapia
Terapia proliferativa (proloterapia) es un proceso mediante el se inyectan en los ligamentos dextrosa, morrhuato de sodio u otras substancias ligeramente irritantes a fin de producir una respuesta proliferativa en el sitio. Algunos de los agentes irritantes incluyen substancias proliferantes osmóticas, irritantes particulados, agentes quimiotácticos y varios más.
Estudios especializados han demostrado que en una escala de sensibilidad al dolor, las estructuras que más duelen son: el periostio (cubierta del hueso), seguido por los ligamentos, los tendones, la fascia, y finalmente el músculo; el cartílago no duele, ya que no tiene terminaciones nerviosas, siendo aquí donde se efectúan las infiltraciones de la Proloterapia fortaleciendo así estas áreas y curando el dolor.
El propósito básico es robustecer y/o eliminar el dolor de las estructuras ligamentarias. La Proloterapia tiene un gran potencial para enfermos que sufren de dolores músculo-esqueléticos agudos o crónicos.
Sólamente alguien entrenado en esta técnica puede determinar si la proloterapia es el tratamiento adecuado para usted.
La Proloterapia Estimula La Reacción Normal Inflamatoria Curativa.
La mayoría de las personas se sorprenden cuando descubren que el cuerpo se cura por inflamación. Sí, el cuerpo se autocura de extraña pero muy peculiar manera... ¡la inflamación!.
La inflamación es el proceso por el cual el sistema inmunitario se activa para ayudar al cuerpo a restablecer su rostasis o balance interno. Las inyecciones de Proloterapia estimulan a células inmunes para que lleguen al sitio lastimado para repararlo. Una vez que el tejido lastimado ha logrado la fortaleza normal, el dolor crónico se elimina.
Un estirón está definido como un estiramiento exesivo o lesión del tendón. Una torcedura, por otra parte, es un estiramiento o lesión que implica uno o varios ligamentos. Un tendón une un músculo al hueso, mientras que un ligamento se encuentra en la unión hueso a hueso. Las lesiones de ligamentos y tendones a menudo no sanan porque estas estructuras tienen muy poco suministro de sangre. Además de que la autocuración es intrísecamente lenta, ocurre que con frecuencia esta es seriamente interferida por la intervención de los antiinflamatorios no esteroideos, por las inyecciones de cortisona, la administración crónica de analgésicos y lo más importante:
Por el protocolo estandard de tratamiento alopático (D.H.C.E. Descanso, Hielo, Compresión y Elevación) que inhibe la cura, mientras que un protocolo M.E.A.T., consistente en Movimiento, Ejercicio, Analgésicos Naturales (enzimas proteolíticas), y Tratamientos biológicos específicos como la Proloterapia, Terapia Neural, Ozonoterapia, Ozonoforesis, etc., estimulan la cura.
Las inyecciones de Proloterapia han probado que logran un incremento significativo en la masa, grosor y fortaleza del ligamento. La Proloterapia actúa por un mecanismo completamente diferente de todos los demás tratamientos no biológicos tales como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, inyecciones de cortisona y cirugía. El desarrollo del proceso inflamatorio se gesta debido a la naturaleza del llamado tejido conectivo o más correctamente dicho, Sistema Básico de Regulación de la Matríz Extracelular (mismo que a veces se le denomina en la literatura europea Sistema Básico de Pischinger en honor a su descubridor, el Dr. Alfred Pishinger brillante investigador del Insituto Luwig Boltzman y de la Universidad de Viena, Austria).
El Tejido Conectivo Involucra Muchas Estructuras Y Factores Para La Salud.
La Proloterapia estimula al cuerpo a reparar las áreas adoloridas. Ésta inicia la reacción normal de “cura inflamatoria”,
pero el sistema inmunológico debe estar en capacidad de responder y hacer crecer al colágeno que es necesario para reparar los ligamentos, tendones o cartílagos dañados. El uso constante de cortisona contribuye a una disminución paulatina de la capacidad de respuesta del sistema inmune. Si una persona ha perdido esa capacidad, la respuesta a la Proloterapia no será la deseada y el pronóstico se torna muy poco prometedor. Esta persona, se dice que tiene una deficiencia en el tejido conectivo, definida como un desorden caracterizado por una debilidad del tejido conectivo y una deficiencia en la cantidad, fortaleza o funcionamiento del tejido conectivo que conlleva a un sinnúmero de síntomas de dolor crónico. Ya que hay muchos factores que afectan la cura del tejido conectivo, esta condición puede tener muchas causas.
Una de las causas de la deficiencia en el funcionamiento del sistema básico de regualción en la matríz extracelular o del tejido conectivo frecuentemente es debida al tratamiento alopático actual al que se “somete” a la persona y que incluye el uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos, analgésicos y también las inyecciones de cortisona.
Otra causa común incluye factores nutricionales y deficiencias o mala regulación hormonales. Las mujeres suelen ser mucho más propensas que los hombres a sufrir de los efectos de deficiencia en el tejido conectivo, y por lo tanto del dolor crónico a causa de sus altos niveles de estrógeno, los cuales inhiben la síntesis de colágeno. Cuando el Centro Médico en Oak Park, Illinois, EEUU “sometió” a prueba a la mayoría de la gente con dolor crónico, encontró que tenían bajos niveles de hormonas, tales como la hormona del crecimiento, testosterona, DHEA y progesterona, todas éstas son necesarias para aliviar y curar el tejido conectivo. Para la persona con un probable problema de deficiencia en el sistema del tejido conectivo, se recomienda una evaluación formal que implique recomendaciones acerca de ajustes de fondo en el estilo de vida, alimentación, ejercicio, etc.
El Dr. Pischinger (y un grupo de destacados investigadores conocidos como “el equipo vienés”) observó la existencia de una gran cantidad de elementos morfológicos y estructurales en esa parte que la histología denominó tejido conectivo o tejido de relleno y comprendió que tal cantidad de componentes no tenía como única función el ser tejido de relleno. A base de estudios muy minuciosos se descubrió el íntimo funcionamiento de todas y cada una de dichas estructuras. De sus investigaciones se ha derivado un gran conocimiento respecto a la manera en la que una mala regulación en el tejido conectivo afecta el bienestar total del organismo así como sus mecanismos de autocuración.
Etapas del Proceso de Curación
Se reconocen 3 etapas principales que se desarrollan durante el proceso de curación con proloterapia mismas que se explican en las ilustraciones anexas:

3 Comments:

Blogger Marina Rivera del Aguila said...

En la capital de Guatemala hay un grupo de interesados en aprender todo lo relacionado con la Proloterapia.
Quisiéramos saber si entre los miembros de su equipo hay alguien que se interese en venir a enseñarnos la aplicación de la Proloterapia. Podríamos organizar un grupo y dedicarnos unos 2 o 3 días a aprender. A cuánto ascendería su cobro. Sírvanse responder. Mil gracias, Marina Rivera del Aguila

7:10 PM  
Blogger Demiurgo said...

Buen día, tengo una lesión de SLAP, y me dijeron que la proloterapia es una buena opción para no tener que someterme a una cirugía. la pregunta es si tu das consulta, y si es asi, me gustaria que me indicaras el lugar de tu consultorio para hacer una cita y que me valores, soy del DF.

GRACIAS.

8:09 PM  
Blogger esmeralda zamora said...

Hola.
Quisiera saber si hay tratamiento en la ciudad de monterrey, nuevo león y donde se puede ir a conocerlo. gracias

10:07 PM  

Post a Comment

<< Home